jump to navigation

Compañeros silenciosos enero 17, 2005

Posted by Johan in Uncategorized.
trackback

Cuando estaba más pequeño quería un hamster como los niños de la televisión pero mi mamá habia formulado una ecuación donde igualaba “hamster” con “rata” o “ratón”. Ni siquiera mi análisis zoológico (revisado por mi maestra) pudo probar que, aunque fueran similares, los hamster eran suficientemente distintos como para justificar mi propuesta. El término “recomendación” no existía en mi casa, así que mis amigos no pudieron ayudar mucho y el hamster nunca estuvo presente en mi infancia… lo que me causó un miedo posterior a los animales pequeños y peludos (la causalidad en este caso no se puede comprobar, pero todos culpamos a nuestros padres de alguna manera).

Recuerdo unas vacaciones donde finalmente pude tener una tortuga, durante ese tiempo tenía permiso de dormir tarde y pasaba toda la noche viendo TV, me levantaba a la cocina a tomar Coca-Cola, ese mágico elixir me mantenía despierto hasta las 3 ó 4am a pesar de haber tenido un largo día de deportes. Foo (vamos a llamarla así pq no recuerdo su nombre y porque es costumbre entre programadores e informáticos) me acompañaba en largas noches de películas y programación no apta para menores como si me alentara diciendome “Si yo puedo ver mas TV, tu también”. Despues aprendería que Foo probablemente tenía su reloj biológico descontrolado por tantas horas de luz. Pobre Foo.

Dando vueltas en La Red me entero de la existencia de un nuevo Foo. Aunque no es un producto nuevo y su verdadero nombre es Flip Flap, esta planta robot se alegra de recibir luz solar y nos recuerda que es hora de dormir, pues cuando el sol se apaga, Foo también. Foo sería el compañero ideal en largas noches de insomio, especialmente si hay hermanos sensibles al ruido y que golpean las paredes exigiendo tranquilidad y silencio cuando juegas Playstation.

Ahora no necesito a nadie que me aliente a seguir jugando Burnout 3 hasta las 4am, pero me pregunto si mantener la luz encendida toda la noche sería considerado tortura hacia una forma de vida robótica. Tal vez si.

Ahora estoy escuchando: Bubba Sparxxx – Deliverance

Anuncios

Comentarios»

1. Anonymous - enero 17, 2005

Me gusto.. y la redacción esta muy buena.. comparada con la mia…jajajaja!!

2. Anonymous - enero 17, 2005

..MMmmm.. yo si tube la oportunida de tener un hamster….=) era liiiiindo!!.. bueno Aymar decia lo contrario.. decia que parecia un conejo de lo grande que era…claro.. porque el de ella era medio raquitico…y marron, en cambio le mio era blanco.. (pensandolo bien.. si parecia un conejo).. la verdad era que cuando salia del liceo me iba como un caballo desbocado a mi casa, para a ver al animalito…
el nombre?
Clodomiro Dartagnan!…jejejejjeejejeejejeje!!! alias “clodo”… el de Aymar se llamaba Laudelino Vincencio alias “laude”.. en fin los dos tubieron un final terrible, no se quien murio primero, solo se que por lo menos yo tube la suerte de no ver morir al clodo, ya que una noche se perdio de su minicaja, por otro lado “laude” murio tragicamente al ser, bañado y secado (con secador) por el sobrino de la dueña…bueeeeeeeee.. y asi pasaron por mis manos varias mascotas (pollitos, conejos, gatos) que por una u otra razon murieron, por ello no me gusta mucho el hecho de tener un mascota hoy en dia… eso de encariñarse … no me gusta para nada… ahh tambien tube un galapago… =(–>


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: