jump to navigation

¿Qué estabas pensando? enero 20, 2005

Posted by Johan in Uncategorized.
trackback

La primera vez que la vi ella estaba parada en la entrada del Centro Comercial repartiendo volantes con una franela blanca de Telcel. Tenía un nudo en la espalda porque le quedaba grande por lo menos dos tallas y aun así se veia bien, aunque tengo que admitir que no demasiado. Pasé frente a ella y me ofreció un volante que recibí sólo por cortesía, me sonreí con ella para hacerle creer que yo era una persona amable y cuando me sonrió de vuelta le dije algo atorrante al estilo de: “Ya tengo teléfono, es Movilnet y es mucho mejor que Telcel. Pero gracias por nada”,. En retrospectiva creo que era la forma de dejar escapar la frustración de ver a una niña tan linda y no tener idea de cómo aprovechar la oportunidad para hablarle, con eso de que era tarde para entrar a la oficina, ella esta trabajando y otro montón de excusas para evitar un riesgo innecesario. Ella respondió con un gesto de: “Te diría estúpido, pero no te lo mereces”.

Normalmente no se me hace especialmente dificil hablarle a desconocidas, pero en ese momento la vi como una de las tantas mujeres lindas que hay en la calle estos días. En mi cabeza fue el fin de la historia. Por supuesto que no podía esconder la cara de verguenza cuando fui a la oficina de al lado (como siempre) y la encuentro sentada conversando animadamente con las muchachas… ¿Cómo iba a saber que era la sobrina de B? Obviamente entré, dije cualquier tontería y salí tan pronto como pude pensando que la próxima vez me guardaría las frases atorrantes para los conocidos.

Luego, ella se fué. No supe nada de su paradero hasta que alguien comentó que estaba en USA, sólo me quedaba ver la foto en el escritorio de BC y preguntar cómo estaba, aunque todavia no hubiera cruzado mas de dos palabras con ella. Hoy, mas de un año despues, es dificil dejar de tenerla presente.

Es extraño cómo algunos encuentros casuales llegan a tener un impacto tan grande en nuestras vidas, en lo personal se me hace dificil medir la influencia que tendran las personas a mi alrededor en el largo plazo. A veces pienso que X va a ser muy importante, y al poco tiempo apenas puedo recordar su nombre. Otras veces pasa lo contrario.

¿Qué estabas pensando tu cuando conociste a tu novi@, espos@, amante, peor-es-nada, amor platónico? ¿alguna vez lo conversaste con el/ella? Yo creo que se lo dije una vez, si no, puede leerlo aqui.

Anuncios

Comentarios»

1. juan - enero 20, 2005

cierto lo que dices, de hecho me pasò algo muy parecido a lo tuyo, una chica hermosisima que estudiaba conmigo se me acercò un dia para hablar como quien no quiere la cosa, yo me puse todo neciò se anudò la garganta y no fui capaz de mencionar una palabra, sin embargo en el ambiente habia algo casi palpable, como electricidad, luego entramos a clases y mientras el profesor hablaba de ecuaciones diferenciales yo solo pensaba “¿porque no le dije nada?eres un idiota juan¿vas a arrugar?” x….me tracè el proposito de establecer contacto con ella….lamentablemente ese fue su ultimo dia en la universidad, no la volvi a ver jamàs hasta un dia en que vi su rostro en una valla enorme en l aautopista promocionando champu, luego llegò inclusive a protagonizar una novela, y cada vez que la veo mi mente se devuelve a aquel momento en el que por estupido la deje pasar….
creo que esto tiene una moraleja:
“nunca le des la espalda al amor….IMBECIL”

salu2

2. Andres - enero 26, 2005

¡Epa!

Hay que ir a tomar agua…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: