jump to navigation

Esclavo de mis decisiones enero 26, 2005

Posted by Johan in Uncategorized.
trackback

Trataba de explicarle a C acerca que cada quien tiene lo que se merece: si de repente amaneces con gripe posiblemente sea porque has descuidado tu alimentación y tienes las defensas bajas, tal vez pasaste demasiado tiempo cerca de alguien que te contagió o no te curaste bien de alguna gripe anterior… En fin, te buscaste tu gripe.

Es una regla que funciona en general, aunque haya casos en los que sea dificil encontrar la relación causa-efecto, pues las decisiones que nos llevan a estar en una u otra situación no siempre son concientes o evidentes.

También se aplica a situaciones positivas: si trabajo como un negro para tener mi carro, mi título o mi dinero, entonces merezco la satisfacción que viene asociada con eso, claro que estos casos son más fáciles de ver, aunque nunca falta quien invoca al fantasma de la suerte como responsable.

De cualquier forma, somos directamente responsables de lo que nos afecta, especialmente cuando se trata de lo que dejamos que nos afecte emocional o sentimentalmente. Si pasa alguien en un carro y me grita: “Hijo de P…!” es poco probable que lo piense mas de 10 seg. porque yo elijo olvidar el incidente, si por el contrario, ella hace algo aparentemente menos importante como no llamar por 2 días, entonces la cosa es otra.

Yo permito que eso me afecte y le doy la importancia que yo decido. Si eso no me deja enfocarme en mi trabajo, me pone de mal humor o me hace reir depende de mi y de nadie mas, así que si sufro como una madre por algo que ella hace es , al final de todo, porque conciente o inconscientemente le he dado permiso para afectarme. Conclusión, merezco mi sufrimiento pues yo mismo me he puesto en una situación en donde dejo que lo que ella hace me perturbe.

Sería muy bueno si pudiera medir las consecuencias de mis decisiones y prever hacia donde me van a llevar, y sería aún mejor si pudiera aceptar las consecuencias de mis actos, respirar profundo y seguir adelante (tal como propone Kipling en If) pero todavía no he encontrado una fórmula que me haga actuar consistentemente de esa forma. Seguiré buscando.

Anuncios

Comentarios»

1. Andres - enero 26, 2005

1) Te mereces el carro y falta el Mp3 Player, ¿Y pa’ cuando le damos ruleta?

2) No me insulta el que quiere, sino el que puede.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: