jump to navigation

Peluquerías julio 1, 2007

Posted by Johan in trivial.
2 comments

Ya todos lo sabemos: vivimos en un país lleno de vanidad, y como a cualquiera, me encanta ver una mujer con un cabello lindo y arreglado.  No soy particularmente caprichoso con mis gustos, me encantan los rizos de M, pero el cabello liso de Gaby Espino también es hipnotizante.
Lo que no deja de sorprenderme es la fijación con las peluquerías, no estoy en contra de ellas pero si me parece gracioso que a una mujer le cueste entrar a una y no salir con algún tratamiento o un tinte muy costoso.   Por supuesto que hay que darle mucho crédito a los estilistas, digamos que una clienta entra a sacarse las cejas, inmediatamente les sale muy bien esa charla de: “Te quedaron bellísimas lastima que…”  Y la clienta preocupada: “Lastima que qué?”. “Tienes las puntas muy resecas, hace que el resto del corte se vea mal, te hace falta este tratamiento de placenta de foca del Pacifico que solo vendemos aquí.

Seguramente sería mas barato si le resecas todo el cabello y así combina con las puntas“, pero eso lo pienso yo que soy hombre, vivo en completa austeridad y en 365 días de pelazón.  Una mujer normal paga el tratamiento de placenta de foca, y el tinte, y el secado, y si no le gusta se va escondiéndose detrás de los arboles para que nadie la vea hasta que llegue a su casa…
Eso para mi es muy cómico, sobre todo porque nosotros los novios (y los esposos aun menos) casi nunca notamos que se cambiaron algo, imagínate pasar por horas y horas sentada en la peluquería, gastar un montón de dinero y que de paso, no te guste el resultado, esos platos rotos los tiene que pagar alguien, por eso tanta furia si no nos damos cuenta de que el tratamiento de placenta de foca hace que las puntas queden hidratadas.
Al final, hay que admirar a las mujeres por aguantar tantas cosas solo por verse bien, yo me hubiese rendido antes de la pubertad.

Anuncios