jump to navigation

No soy socialista junio 14, 2007

Posted by Johan in Personal.
2 comments

No. No soy socialista y la verdad dudo mucho que un modelo que ha fallado en todo el mundo desde hace más de 40 años, venga a funcionar en este país caribeño tan lleno de vivos criollos y especulaciones. Pero si me llama la atención eso de irse desprendiendo de los cochinos bienes materiales, una idea que propone Hugo Rafael y que ya algunos de sus incondicionales (dicen que) están tomando.

No hay duda de que si yo tengo dinero y me provoca comprarme 4 computadoras para uso personal, tengo todo el derecho de hacerlo, en eso estamos claros, cada quien es libre de hacer con su dinero lo que mejor le parece, la pregunta es qué tan considerado es eso con el resto de la gente. Con ese pensamiento he entendido un poco más a mi mamá cuando recordaba a los niños que mueren de hambre en África cada vez que yo dejaba de comerme la sopa.

¿Es justo que yo tire la comida cuando hay gente muriendo de hambre? ¿Es justo que algunos tengan 2 computadoras en casa tiradas en algún closet llenándose de polvo mientras algunos no tenemos ni una calculadora? Tal vez suene como un resentido social, o tal vez sea que la envidia me consume… Igual no dejo de pensar en que compartir lo que tenemos (distinto a regalar nuestras sobras) seguramente nos haría mejores seres humanos.

PS: Si alguien tiene una maquinita por ahí tirada, se la recibo con gusto aunque sea una 486.

Anuncios

6 meses ocupado junio 9, 2007

Posted by Johan in Personal, trivial.
add a comment

Procrastination isn’t the problem, it’s the solution. So procrastinate now, don’t put it off.

Tengo que escribir en el blog. Me lo repito casi todos los días, sobre todo los sábados cuando escucho Makína y Anairene habla de blogs de todo tipo, herramientas como Google Analytics y AdSense, es  ahí cuando recuerdo lo buena que es la vida cuando uno escribe en su blog.

Han pasado casi 6 meses desde la última vez que escribí, pero la verdad no había tenido tiempo, lo que es muy extraño porque tengo tiempo para ver películas en DVDs quemados o en el cine, para ir a la piscina todos los días, jugar MLB:06 The Show en el PS2, sentarme a fumar en las escaleras del edificio y escuchar los últimos chismes del vigilante, y hasta de tratar de imaginarme cómo serán los dueños de los carros que veo pasar por la ventana.

Pero lo importantes es que pude sacar tiempo y escribir algo aunque no sea ninguna reflexión profunda, pero peor es nada.

One at All septiembre 26, 2006

Posted by Johan in Personal.
3 comments

Estoy muy emocionado con mi nuevo proyecto one-at-all, para ser completamente honesto la idea no fue mia y entré de pura casualidad, pero estoy emocionado igual. Se trata de un proyecto en el que pretendemos reunir a una persona de cada país para discutir temas desde distintas perspectivas, mi esperanza es poder escribir sobre temas más globales, tal vez política, religión, no se… el tiempo lo dirá.

Lo cierto es que hasta ahora tenemos miembros de Angola, Brazil, Canadá, India, Japón, Mexico y Venezuela, y promete estar bueno. Así que si tienes chance, revísalo, y si eres de algún país que no tenga miembros, te invitamos a unirte.

El estúpido cigarrillo septiembre 4, 2006

Posted by Johan in Personal, trivial.
6 comments

Estaba pensando lo extraño que es la Ley contra cigarrillos, no recuerdo ningun producto que anuncie lo perjudicial que es en su propio empaque, y eso que no hemos llegado al extremo de los países que expresamente prohiben fumar en casi cualquier sitio. Lo peor es que fumar es un vicio bastante estúpido y tal vez el más inútil de todos: El alcohol desinhibe, las drogas te danciertas sensaciones, la marihuana relaja, el juego emociona, las mujeres..errr, bueno, ya entendiste, pero el cigarrillo no te da nada aparte de mal aliento.

Aun así, millones se venden cada día y cada vez que alguien en las películas quiere dar la impresión de ser malote o super cool, enciende un cigarrillo y se da una profunda bocanada de nicotina y monóxido de carbono, el equivalente a aspirar directo del escape de cualquier camión subiendo por Tazón.

El deseo de autodestrucción de las personas puede llegar a niveles increíbles, aunque digan que causa cancer, impotencia y mil cosas más, aunque existan leyes para restringirlos, aunque son molestos para los que no fuman, los seguimos produciendo y consumiendo en todo el mundo. Insólito.

Discutirlo en un sólo post sería pedir demasiado, así que mejor lo dejamos hasta aquí, voy a salir a fumar un cigarrillo y meditar sobre este tema. Nos vemos después.

Alter ego virtual agosto 25, 2006

Posted by Johan in Personal.
3 comments

¿Quienes somos en Internet refleja quienes somos en nuestra vida real? Eso me preguntaba hace unos días después de leer un post donde alguien escribía acerca de su relación por Messenger con practicamente un desconocido. Es curioso como Internet nos hace olvidar que somos mortales normales con algo de barriga y tal vez algún diente torcido, cuando entramos a chatear podemos proyectar la seguridad de Brad Pitt o Angelina Jolie, confesar nuestros secretos en una sala privada de una forma que no nos atreveríamos con nuestros amigos de toda la vida o hasta tener el cyber sexo más salvaje.

Nuestro alter ego virtual puede ser lo que queremos ser y no lo que somos, lo malo es que los demás también pueden hacerlo y confundirnos hasta el punto de que no podemos diferenciar lo verdadero. No soy infalible pero trato de no creer mucho lo que la gente dice en Internet, especialmente si no los conozco bien en persona, aunque admito que a veces me he dejado llevar por las impresiones y he pensado que todo es cierto.

A veces es una lástima que sea así, otras no tanto.

Un bicho raro, pues agosto 15, 2006

Posted by Johan in Personal, trivial.
1 comment so far

Es cierto que si miras lo suficientemente cerca, nadie es normal, y yo soy un ejemplo de eso.

Para mi es perfectamente normal, pero la verdad no me gusta cepillarme los dientes dentro del baño, y el café de las mañanas me gusta dulce y con 2 cubos de hielo. Detesto comer con las manos y no me gusta que las porciones de comida se toquen entre si. Cuando tengo el dinero justo para pagar algo, lo cuento compulsivamente una y otra vez, mucho más si son monedas. No me gustan los programas con monos y jamás agarraría uno, una serpiente la paso, pero un mono nunca. Seguro no soy el único con mañas, pero si me detengo a pensarlas, son bastante extrañas.

Nota: Este post está sujeto a cambios sin previo aviso.

Normalito, pues agosto 8, 2006

Posted by Johan in Personal.
1 comment so far

Soy una persona normal. Como arepas bien calientes con mantequilla y de vez en cuando una ensalada, para variar. No me gusta lavar platos ni planchar. Me tomo algunas cervezas los fines de semana, pero no me preocupa quedarme encerrado en casa viendo películas un sabado. Veo televisión cuando tengo chance y de vez en cuando hasta un rato de comiquitas. Uso Internet pero no me considero un experto y a veces hasta me aburre, leo mis correos y me pregunto como harán para mandarme tanto spam todos los días. Digo mentiras, me equivoco y cambio de opinion. Voy al cine de vez en cuando y prefiero las películas cómicas. Cada tanto le doy volumen al repro del carro, subo los vidrios y canto como si estuviera en el MSG. En fin, soy normal.

El Arte de la Soltería febrero 10, 2006

Posted by Johan in Personal.
10 comments

Que el matrimonio sea, en general, una terrible desgracia, casi nadie lo niega. Pero más temible y devastador es el desgaste de la soltería. Por lo menos en los hombres.

El hombre (me refiero al varón) que a partir de cierta edad pretenda ejercer el casi imposible arte de la soltería esta expuesto a que la gente lo clasifique con uno de los diagnósticos siguientes: viejo verde o viejo maricón.

Lo más grave de esta dosis de repulsión entre la gente, es que el soltero es presa de las garras del pánico. Y alguien que sienta pánico por su soltería o se casa muy mal o no consigue a nadie. De los que encuentran a alguien, así sea una pésima pareja no voy a hablar pues no los reconozco después de que se pasan al bando de los sufridos casados.

Según Samuel Johnson, “El casado padece muchos sin sabores, pero el soltero no goza de ningún placer”. Tal vez sea así. O tal vez los placeres del soltero son demasiado solitarios para que nadie los conozca; sólo el soltero lo sabe.

Disputan los filólogos si la palabra soltero viene de solo o de suelto. Según el punto de vista que se mire, se dice que el soltero padece de soledad o disfruta de libertad. Creo que después de todo, ambas cosas son ciertas, el solterón es, al mismo tiempo, más solo y más libre, pero su libertad, a la larga, no es una bendición sino una condena.

¿Por qué? Porque cuando uno se acostumbra por mucho tiempo a hacer solamente lo que le da la gana, se vuelve insoportable. Insoportable, sobre todo, porque uno mismo no soporta a nadie. La soledad es buena y conveniente, pero corroe si se la prolonga demasiado. Para conocerse hacen falta dosis iguales de soledad y convivencia. La pura soledad produce solamente ermitaños, y la pura convivencia degenera en bobada.

El solterón es “idiático” como decía mi abuela, tiene manías, caprichos, anda con todas las puntas de su personalidad expuestas, sin limar por el contacto con otros. Si uno no se acostumbra a esas molestias y comete la ingenuidad de separarse de la pareja o de quien esté con uno, acaba por no aguantarse ni a si mismo.

Eso es lo que creo de la soltería masculina. La femenina es un fenómeno, creo yo, muy distinto. Ante todo, las solteronas nunca dejan de ser educadas por los niños, porque bien sea con sobrinos, alumnos, huérfanos, las mujeres se las ingenian para estar siempre con menores que las vayan educando. Así que esas aristas que los solteros nunca pulen, las solteras las mantienen bajo control. En general, el soltero es tosco y la soltera es alegre. Además, un solterón sufre, sobre todo, a causa de sí mismo (los solterones son víctimas de sí mismos) toda la vida. En cambio, las solteras cuando se convierten en solteronas, dejan de sufrir.

Esa es mi opinión, pero podría estar equivocado.

Estoy escuchando: Dilated People feat. Kanye West – This Way

Orgullo acuático enero 7, 2006

Posted by Johan in deportes, Personal.
add a comment

Hace unos días tuve que soportar el comentario de alguien diciendo que el Water Polo era fácil, lástima que la diplomacia no me dejó discutirle como quería pero aquí le dejo ésta definición de Wikipedia:

A perfect water polo athlete can be best described as having the over-arm accuracy of a baseball pitcher, the vertical of a volleyball player, the toughness of a hockey player, the endurance of a cross-country skier and the strategy of a chess player.

El jugador perfecto de Water Polo puede ser descrito como alguien que tiene la precisión en el brazo de un pitcher de baseball, la verticalidad de un jugador de volleyball, la rudeza de un jugador de hockey, la resistencia de un esquiador a campo traviesa y la estrategia de un jugador de ajedrez.

La ignorancia es atrevida.

Estoy escuchando: Billy Joel & Ray Charles – Baby Grand

Old School diciembre 21, 2005

Posted by Johan in Personal.
1 comment so far

Un pequeño grupo de tontos todavía pensamos que el verdadero valor como profesionales está en lo que hacemos y no en evitar que el jefe se entere de que otros lo hacen mejor. De todas maneras se va a enterar, sin importar que tratemos de impresionarlo con vocabulario técnico o complicados diagramas… además, siempre, absolutamente siempre, hay alguien que puede hacer lo que nosotros hacemos, y mucho mejor.

Es cuestión entonces de inventar nuestra oportunidad. Me refiero a hacer el trabajo lo mejor posible, caminando ese kilómetro extra una y otra vez y sin pregonarlo. No hay razón para empeñarse en ocultar los errores; tarde o temprano saldrán a la luz, es cuestión de corregirlos y evitar que vuelvan a ocurrir, aunque las enmiendas también salgan a la luz tarde o temprano.

Pero tal vez esta filosofía sea demasiado “Old School” para estos tiempos en los que impresionar a los demás es el deporte de moda, y que conste que no hablo de trabajar como un esclavo sin esperar el reconocimiento que merecemos, sino de recibir exactamente lo que nos merecemos. Al final del día, lo que nos queda a nosotros los tontos, es seguir haciendo lo que sabemos hacer y enorgullecernos por una labor bien hecha.